Galería de imágenes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

A veces creo cosas, otras, solo me destruyo.

me.

A veces creo cosas,

otras, solo me destruyo.

Como las flores

que olvidas regar al final de un caluroso día de verano,

me marchito.

De esos niños que hacen castillos en la orilla

y antes de que su madre pueda verlos

viene una ola y los destruye;

De la sombrilla que dejaste en la playa

y se llevó el viento

en la primera tormenta de verano;

De todos ellos aprendí,

que algunas personas que sonríen

también están rotas por dentro.

Eres

Eres mis 5 minutos más cuando suena el despertador

mis 2 segundos después de mi mejor orgasmo,

mi mejor orgasmo.

Eres mis películas a las tantas de la madrugada

y las tantas de la madrugada no serían nada si no fuesen contigo.

Eres mis ganas de huir y volver para encontrarte.

Eres mi “venga pecas, que tu puedes” en la puerta de la biblioteca,

mi ánimo para seguir visitándola

y la fuerza para mantenerme al pie del cañón

cada vez que me prometes que serás tú quien me espere al final de la batalla.

Eres mi contienda favorita,

le perdí el miedo a la derrota la primera noche

que acabé rendida

y suplicándote que volvieses a hacerme la guerra otra vez más.

Que esta vez, prometo que voy a ganar(te).

Eres el último suspiro del soldado que

tiembla antes de enfrentarse al mayor de sus temores.

Tienes la fuerza suficiente para convencerme

de que vale la pena seguir arriesgando.

Eres el riesgo que cualquier mujer querría correr cualquier noche

y yo, quiero que esta noche me hagas mujer volviéndome a correr contigo